Q8 | Maipu Audi

Q8

La nueva cara de la familia Q:

el Audi Q8

El Audi Q8 combina la elegancia de un cupé de lujo de cuatro puertas con la versatilidad práctica de un SUV grande. Ricamente equipado, ampliamente conectado y lo suficientemente resistente para el trabajo fuera de la carretera, es un compañero seguro para los negocios y el ocio. Diseño expresivo con nuevo Singleframe y características del Audi quattro original. Interior generoso y elegante, concepto táctil y navegación de alta tecnología: el Audi Q8 es un compañero de confianza para los negocios y el ocio.

Galería multimedia

Nuevo carisma: el diseño exterior
Con la parrilla Audi Singleframe de diseño octogonal, el Audi Q8 es el nuevo rostro de la familia Q. Gracias a la vistosa parrilla del radiador, al alerón sostenido por su parte delantera y a las grandes entradas de aire de marcado contorno, el Audi Q8 tiene un potente aspecto de autoconfianza. La elegante línea del techo, desciende suavemente hasta el pilar D, de superficie inclinada y termina en los blister quattro sobre los pasos de rueda. En la zaga, la tira de luz continua está dotada de una cubierta oscura.
Experiencia de conducción deportiva: la dinámica de conducción
Siéntete deportivo, dinámico y eficiente al volante del Audi Q8. Su diferencial central, totalmente mecánico, distribuye las fuerzas al eje delantero y trasero en una proporción de 40:60. Elige en cada momento el eje que tiene mejor tracción para transmitirle la mayor parte de la fuerza. También viene equipado con la dirección progresiva, cuya transmisión se va haciendo más directa a medida que aumenta el ángulo de dirección. De modo opcional, Audi ofrece la dirección integral en las cuatro ruedas. Permite girar las ruedas traseras hasta 5 grados: a velocidades bajas, en la dirección opuesta para aumentar la agilidad y a velocidades altas, en la misma dirección para mejorar la estabilidad. Gracias a la nueva tecnología Mild Hybrid (MHEV), aún es más eficiente.
Claridad es el nuevo Premium
Sentite como en casa gracias a su confort. Gracias a sus dos metros de anchura, el Audi Q8 ofrece una gran amplitud para tratarse de un SUV coupé. El diseño limpio y elegante, los asientos individuales perfilados, con función de masaje y ventilación opcionales, el climatizador automático de cuatro zonas y el paquete Air Quality hacen que el ambiente sea aún más distinguido.
Conexión inteligente
El Audi Q8 está equipado de serie con el extraordinario sistema de información y entretenimiento MMI Navegación plus. Este sistema incorpora el módulo de transmisión de datos Audi connect con el estándar LTE Advanced, así como un punto de acceso WLAN. Gracias a myAudi y a los servicios de Audi connect, el viaje con Audi será más cómodo, seguro y eficiente. Sus nuevas funciones digitales y servicios conectan a los usuarios con su vehículo y el mundo para facilitar sus tareas diarias.
Luz ambiental
En la oscuridad, la luz de contorno opcional acentúa de forma sutil y elegante las llamativas líneas de diseño del habitáculo. También ilumina desde atrás la placa quattro tridimensional, cortada con láser y colocada sobre la tapa de la guantera. Un ejemplo más de la atención al detalle que caracteriza a Audi.
Signo de identidad: la luz
En el Audi Q8, los faros LED que iluminan la carretera, pueden cambiarse de modo opcional por la tecnología Audi HD Matrix LED. Si deseas vivir una gran experiencia visual, opcionalmente, puedes activar muchas funciones de iluminación con un smartphone compatible. A través de la aplicación myAudi, podrás disfrutar de todas las funciones desde el exterior.
Más seguridad
El Audi Q8 ayuda al conductor en numerosas situaciones, ya sea al aparcar, al circular por ciudad o en trayectos largos. Para ello, cuenta con el asistente de conducción adaptativo, el asistente de eficiencia, el asistente en cruces, el aviso de cambio de carril, el aviso de bordillo y las cámaras de entorno. Detrás de todas estas funciones se encuentra la unidad central de control de asistencia al conductor. Calcula permanentemente una imagen precisa del entorno y gestiona los sistemas de asistencia a partir de esa base. Para conseguirlo, recibe, en función del equipamiento disponible, los datos de hasta cinco sensores de radar, seis cámaras y doce sensores ultrasónicos. Los sistemas de asistencia sólo pueden ayudar al conductor durante la conducción dentro de los límites de cada uno de ellos. La responsabilidad y la atención necesaria para controlar la conducción recaen siempre en el propio conductor.
La tradición se conjuga con la innovación
Una última mirada a la zaga del Audi Q8, confirma la primera impresión. Este SUV coupé consigue transmitir una presencia elegante y potente gracias a unas líneas precisas y unos contornos bien definidos que son reflejo de su alta calidad y su dinamismo. Un diseño expresivo sin olvidar las características del Audi quattro original. El Audi Q8.
Lateral
Superior
Frontal y trasera

Otro para la lista

    Titulo
    Bajada
    Cuerpo

    Tecnologías de
    conducción

    Otro para la lista
    quattro

    quattro

      quattro
      quattro
      ¿Por qué utilizar solo dos ruedas si un vehículo tiene cuatro?
      Audi es pionero en la instalación de la tracción a las cuatro ruedas en coches de alta gama. La innovadora tecnología quattro ofrece dinamismo y seguridad. Y al mismo tiempo, permite disfrutar de un nivel único y exclusivo de placer en la conducción. Un Audi con tracción quattro avanza con seguridad y suavidad, incluso en condiciones en las que un vehículo con tracción a dos ruedas pierde adherencia (por ejemplo, en carreteras resbaladizas o sin asfaltar).
      quattro es un sistema de tracción permanente a las cuatro ruedas
      Si las ruedas de un eje pierden adherencia y amenazan con derrapar, el par de tracción se redirige hacia el otro eje y se distribuye de forma automática y continua mediante el diferencial central. Pero lo que realmente hace que quattro sea único es la sensación durante la conducción. “Es como si estuvieras pegado a la carretera, afirman algunos clientes. Nosotros estamos de acuerdo pero lo expresamos de otro modo: quattro le permite sentir mejor la carretera, lo que se traduce en una mayor seguridad al volante.

      Audi Quattro Group B - 5-Cylinder Engine Sound

      quattro, todas las condiciones son perfectas.
      *Los datos corresponden a las versiones quattro a partir de modelos del segmento B con disposición de motor longitudinal. Modelo A4 o superior.
      quattro con diferencial central
      quattro
      Quienes conocen Audi, conocen quattro. Y una vez que se ha conducido con quattro, ya no se quiere conducir de otra manera. ¿Por qué? Porque este sistema de tracción traslada la potencia del motor a la carretera de una forma muy convincente.
      quattro es un sistema de tracción permanente a las cuatro ruedas. Si las ruedas de un eje pierden adherencia y amenazan con derrapar, el par de tracción se redirige hacia el otro eje y se distribuye de forma automática y continua mediante el diferencial central autoblocante con distribución vectorial del par motor. La distribución básica es de 40:60, con el 40% de la potencia hacia el eje delantero y el 60% hacia el trasero. Sin embargo, en caso de que resulte necesario, se puede dirigir hasta un 70% al eje delantero y hasta un 85% al trasero para contrarrestar el deslizamiento de las ruedas. La ventaja de este sistema consiste en la obtención de más adherencia cuando el vehículo acelera y mayor seguridad gracias al excepcional agarre. Hasta aquí lo que se refiere a la tecnología. Pero lo que hace que quattro sea único es realmente la sensación de la conducción. “Es como si estuvieras pegado a la carretera”, afirman algunos clientes. Nosotros lo expresamos de otro modo: quattro le permite sentir mejor la carretera, lo que se traduce en una mayor seguridad.
      Con el diferencial deportivo es como conducir sobre raíles
      La tracción quattro opcional con diferencial deportivo refuerza aún más esta inimitable sensación. Los vehículos tienden a subvirar cuando están tomando una curva. Se trata de un proceso físico normal: un cuerpo en movimiento ofrece resistencia cuando se produce un cambio en la dirección de ese movimiento. Los neumáticos elásticos y los soportes de la suspensión se tensan hasta que el vehículo adopta la nueva dirección. Cuando se acelera al entrar en una curva, la carga sobre el eje delantero se reduce y, por tanto, puede transmitir menos fuerza lateral a los neumáticos (el vehículo subvira). Esta tendencia se ve contrarrestada en gran medida por el diferencial deportivo en el eje trasero. Esto se debe a la incorporación de una unidad de superposición con dos etapas de engranaje al diferencial quattro del eje trasero a la izquierda y a la derecha. De esta forma se garantiza que cada rueda de este eje reciba un grado diferente de par de tracción. Los embragues se activan mediante un actuador electrohidráulico. En función de factores como el ángulo de la dirección, la aceleración lateral, el ángulo de desviación y la velocidad, la unidad de control calcula la distribución del par motor a las ruedas más adecuada para cada situación de la conducción. Por ejemplo, cuando se gira el volante o el coche acelera en una curva, la potencia se redirige específicamente a la rueda exterior trasera. Esto tiene como efecto que el vehículo se ve impulsado en la curva de modo que sigue el ángulo trazado por las ruedas delanteras. La diferencia entre la fuerza de tracción de las ruedas del lado izquierdo y del derecho, ejerce un efecto de dirección adicional que a hecho que las correcciones con el volante sean innecesarias. Esto permite un control preciso y una maniobrabilidad deportiva, así como una mayor agilidad acompañada de una tracción extraordinaria.

      Tecnologías de
      conducción

      Otro para la lista
      quattro
      Territorio quattro
      Conozca la última tecnología de tracción a las cuatro ruedas.