TTS Coupé | Maipu Audi

TTS Coupé

Despertar el instinto. Audi TTS Coupé

El Audi TTS presenta el ADN de un coche deportivo en todos sus genes. Su nueva tracción permanente quattro a las cuatro ruedas de serie, proporciona aún más control a la conducción dinámica. Los elementos específicos S, como los cuatro tubos de escape ovalados, lo hacen inconfundible. Tecnologías innovadoras en el sistema de tracción, así como en el diseño de los mandos y pantallas (incluido el Audi virtual cockpit), distinguen el coupé. Con una funcionalidad y un diseño de vanguardia. Los faros Audi Matrix LED, opcionales, convencen con su inteligente potencia lumínica. Y con una iluminación inconfundible. El frontal plano, las llamativas entradas de aire y la parrilla Singleframe de orientación horizontal subrayan la masculina impresión general. Despierte la potencia en estado puro.

Galería multimedia

Acelera el pulso.

Lo más destacado del Audi TTS Coupé

Audi virtual cockpit
Alta tecnología al máximo nivel. El panel de mandos se transforma en una pantalla LCD de alta resolución que proporciona al conductor la información que necesita: con instrumentos clásicos redondos o vistas futuristas a toda la pantalla. Tecnología orientada hacia el conductor, innovadora y fácil de manejar mediante el volante multifunción. Para cambiar rápidamente de contexto, el Audi virtual cockpit en el Audi TTS Coupé ofrece tres posiciones distintas para adaptarse a la situación del conductor en cada momento. Una declaración firme sobre las características tecnológicas del Audi TTS Coupé.
Deportividad demostrada.
El exterior del Audi TTS Coupé.
Máxima manifestación de un vehículo. Cada matiz del diseño es una exaltación de la deportividad. Irradiando potencia en estado puro. Desde la parrilla hasta el difusor. Anhelando entrar en acción. Enfrentarse al viento. Fascinar al conductor.
quattro – tracción a las cuatro ruedas
En el Audi TTS Coupé, la tracción quattro permanente a las cuatro ruedas supone una gran ventaja en cuanto a estabilidad, tracción y placer de conducir. Esta prestación se ha desarrollado y optimizado de forma sistemática, especialmente para el Audi TTS Coupé. La distribución ideal del par motor se calcula para cada situación y transmite mayor potencia a las ruedas traseras, con lo que subraya el carácter dinámico del TTS.
El motor del Audi TTS Coupé.
El motor 2.0 TFSI, con sus 310 CV (228 kW), acelera al nuevo Audi TTS Coupé de 0 a 100 km/h en solo 4,6 segundos. Con el sistema S tronic opcional ofrece el conocido como Launch Control, que regula la aceleración máxima desde el estado de parada. El sistema de conducción dinámica Audi drive select, incluido de serie, permite al conductor elegir entre los modos confort, auto, dinámico, eficiente e individual.
Audi magnetic ride.
Audi magnetic ride ajusta automáticamente la firmeza de los amortiguadores a las necesidades de conducción de cada momento. Los tres modos de conducción del sistema Audi drive select -auto, confort y dinamic- permiten el ajuste individual de la configuración básica.
Motor

Todo lo que se espera de un coche deportivo

Una propulsión contundente. El 2.0 TFSI con 310 CV (228 kW) acelera en 4,6 segundos de 0 a 100 km/h. Debido también al cambio de doble embrague S tronic, disponible de forma opcional. Válvulas de descarga en el sistema de escape intensifican el sonido del motor. Y permiten una conducción despejada y con la máxima calidad.

También, con la nueva tracción integral permanente a las cuatro ruedas, quattro, específica TT, no solo se recorre la carretera: se domina. Y con Audi drive select, en modo dynamic, también es posible con un estilo de conducción muy deportivo.

El motor 2.0 TFSI del Audi TTS Coupé

Con sus 228 kW (310 CV), el 2.0 TFSI acelera el Audi TTS Coupé de 0 a 100 km / h en 4,6 segundos. El motor produce 380 Nm de par que proporciona entre 1.800 a 5.700 rpm: solapas intercambiables en el sistema de escape modulan el sonido deportivo, haciéndolo aún más rotundo. El S tronic opcional viene con control de lanzamiento, una función que proporciona la máxima aceleración desde la posición de parado.

quattro – permanente a las cuatro ruedas

En el Audi TTS Coupé, la tracción quattro permanente a las cuatro ruedas supone una gran ventaja en cuanto a estabilidad, tracción y placer de conducir. Esta prestación se ha desarrollado y optimizado de forma sistemática, especialmente para el Audi TTS Coupé. La distribución ideal del par motor se calcula para cada situación y transmite mayor potencia a las ruedas traseras, con lo que subraya el carácter dinámico del TTS.

S tronic ofrece un doble ahorro: tiempo y energía

La caja de cambios S tronic de siete velocidades y doble embrague combina dos cajas de cambios en una, pero también carácter deportivo y eficiencia. Su alto nivel de eficiencia y los cambios rápidos de marcha permiten que el placer de conducir sea aún mayor.

Exterior

Exterior expresivo

Las líneas horizontales dominan el frontal del Audi TTS Coupé. La parrilla Singleframe presenta un diseño mucho más ancho y plano que en el modelo anterior. Los faros, además, dotan al frontal del Audi TTS Coupé de una mirada enérgica, intensa, libre. Las líneas horizontales, también, subrayan la impresión de anchura deportiva, especialmente en la parte trasera. Aunque la sorpresa llega cuando el alerón trasero se despliega automáticamente sobre la tapa del maletero cada vez que se superan los 120 km/h.

Interior

Líneas deportivas. Y puristas

El equipamiento interior del Audi TTS Coupé garantiza un aspecto particularmente impactante y muy deportivo. Las costuras de los asientos deportivos S de serie, los laterales de la consola central y las salidas de aire con los controles integrados se pueden elegir expresamente para proporcionar un toque especial. Además, se puede elegir entre una gama de tres colores para el interior.

Otro para la lista

    Titulo
    Bajada
    Cuerpo

    Tecnologías de
    conducción

    Otro para la lista
    quattro

    quattro

      quattro
      quattro
      ¿Por qué utilizar solo dos ruedas si un vehículo tiene cuatro?
      Audi es pionero en la instalación de la tracción a las cuatro ruedas en coches de alta gama. La innovadora tecnología quattro ofrece dinamismo y seguridad. Y al mismo tiempo, permite disfrutar de un nivel único y exclusivo de placer en la conducción. Un Audi con tracción quattro avanza con seguridad y suavidad, incluso en condiciones en las que un vehículo con tracción a dos ruedas pierde adherencia (por ejemplo, en carreteras resbaladizas o sin asfaltar).
      quattro es un sistema de tracción permanente a las cuatro ruedas
      Si las ruedas de un eje pierden adherencia y amenazan con derrapar, el par de tracción se redirige hacia el otro eje y se distribuye de forma automática y continua mediante el diferencial central. Pero lo que realmente hace que quattro sea único es la sensación durante la conducción. “Es como si estuvieras pegado a la carretera, afirman algunos clientes. Nosotros estamos de acuerdo pero lo expresamos de otro modo: quattro le permite sentir mejor la carretera, lo que se traduce en una mayor seguridad al volante.

      Audi Quattro Group B - 5-Cylinder Engine Sound

      quattro, todas las condiciones son perfectas.
      *Los datos corresponden a las versiones quattro a partir de modelos del segmento B con disposición de motor longitudinal. Modelo A4 o superior.
      quattro con diferencial central
      quattro
      Quienes conocen Audi, conocen quattro. Y una vez que se ha conducido con quattro, ya no se quiere conducir de otra manera. ¿Por qué? Porque este sistema de tracción traslada la potencia del motor a la carretera de una forma muy convincente.
      quattro es un sistema de tracción permanente a las cuatro ruedas. Si las ruedas de un eje pierden adherencia y amenazan con derrapar, el par de tracción se redirige hacia el otro eje y se distribuye de forma automática y continua mediante el diferencial central autoblocante con distribución vectorial del par motor. La distribución básica es de 40:60, con el 40% de la potencia hacia el eje delantero y el 60% hacia el trasero. Sin embargo, en caso de que resulte necesario, se puede dirigir hasta un 70% al eje delantero y hasta un 85% al trasero para contrarrestar el deslizamiento de las ruedas. La ventaja de este sistema consiste en la obtención de más adherencia cuando el vehículo acelera y mayor seguridad gracias al excepcional agarre. Hasta aquí lo que se refiere a la tecnología. Pero lo que hace que quattro sea único es realmente la sensación de la conducción. “Es como si estuvieras pegado a la carretera”, afirman algunos clientes. Nosotros lo expresamos de otro modo: quattro le permite sentir mejor la carretera, lo que se traduce en una mayor seguridad.
      Con el diferencial deportivo es como conducir sobre raíles
      La tracción quattro opcional con diferencial deportivo refuerza aún más esta inimitable sensación. Los vehículos tienden a subvirar cuando están tomando una curva. Se trata de un proceso físico normal: un cuerpo en movimiento ofrece resistencia cuando se produce un cambio en la dirección de ese movimiento. Los neumáticos elásticos y los soportes de la suspensión se tensan hasta que el vehículo adopta la nueva dirección. Cuando se acelera al entrar en una curva, la carga sobre el eje delantero se reduce y, por tanto, puede transmitir menos fuerza lateral a los neumáticos (el vehículo subvira). Esta tendencia se ve contrarrestada en gran medida por el diferencial deportivo en el eje trasero. Esto se debe a la incorporación de una unidad de superposición con dos etapas de engranaje al diferencial quattro del eje trasero a la izquierda y a la derecha. De esta forma se garantiza que cada rueda de este eje reciba un grado diferente de par de tracción. Los embragues se activan mediante un actuador electrohidráulico. En función de factores como el ángulo de la dirección, la aceleración lateral, el ángulo de desviación y la velocidad, la unidad de control calcula la distribución del par motor a las ruedas más adecuada para cada situación de la conducción. Por ejemplo, cuando se gira el volante o el coche acelera en una curva, la potencia se redirige específicamente a la rueda exterior trasera. Esto tiene como efecto que el vehículo se ve impulsado en la curva de modo que sigue el ángulo trazado por las ruedas delanteras. La diferencia entre la fuerza de tracción de las ruedas del lado izquierdo y del derecho, ejerce un efecto de dirección adicional que a hecho que las correcciones con el volante sean innecesarias. Esto permite un control preciso y una maniobrabilidad deportiva, así como una mayor agilidad acompañada de una tracción extraordinaria.

      Tecnologías de
      conducción

      Otro para la lista
      quattro
      Territorio quattro
      Conozca la última tecnología de tracción a las cuatro ruedas.